Los nematodos saltan de una partícula de suelo a otra utilizando la tensión superficial acumulada para catapultarse.

Introducción

En el suelo, bajo nuestros pies, hay un mundo oculto de criaturas en miniatura que luchan por sobrevivir. Entre ellos se encuentran los nematodos, pequeños gusanos que utilizan un ingenioso truco para ayudarlos a encontrar su próxima comida: saltan.

La estrategia

Cuando un nematodo quiere saltar, primero dobla su cuerpo en forma de U. Los dos extremos de la U tienden a enderezarse debido a la capa exterior ligeramente rígida del animal, pero se mantienen unidos por la tensión superficial de la fina capa de agua que la rodea. Cuando la tensión superficial finalmente se rompe, la tensión liberada envía al nematodo a toda velocidad a través del (ciertamente pequeña extensión de) aire.

Este proceso de dos pasos de formar y contraer un bucle permite que el nematodo almacene suficiente energía para dar un salto significativo. En promedio, un nematodo puede saltar una distancia de 4.8 mm y una altura de 3.9 mm.

Las posibilidades

El mecanismo que permite que los nematodos salten podría adaptarse para su uso a diferentes escalas y con diferentes materiales. Por ejemplo, podría usarse para crear un textil que responda a cambios en la tensión superficial. Tal textil podría usarse en una variedad de productos, incluyendo ropa y tapicería.

IA en AskNature

Esta página se produjo en parte con la ayuda de AI, lo que nos permite ampliar en gran medida el volumen de contenido disponible en AskNature. Todo el contenido ha sido revisado por editores humanos para verificar su precisión y adecuación. Para proporcionar retroalimentación o involucrarse en el proyecto, contáctenos.

Última actualización 18 de agosto de 2016