Dos regiones del cerebro en los pinzones cebra actúan como "estudiante" y "tutor" para aprender canciones de manera eficiente.

Para los pinzones cebra, la música es lo que determina si mantendrán vivo su legado genético o serán borrados del acervo genético. Eso hace que el mes durante el cual un pinzón cebra aprende a cantar la canción demostrada por su padre sea el mes más importante de su vida. Con tanto en juego, encontrar el tutor perfecto es esencial. Resulta que el propio cerebro del pinzón podría ser el mejor maestro de todos. Los científicos han descubierto que una parte del cerebro, considerada el "tutor", enseña a otra parte del cerebro, el "estudiante", en un esfuerzo coordinado para mejorar la interpretación del canto del pinzón.

Los pájaros, como los músicos, perfeccionan sus cantos a través de la práctica. Los pinzones cebra cantan, comparan lo que escuchan con un recuerdo de la canción y ajustan las partes que no están del todo bien. La parte del cerebro del estudiante cambia su control sobre los músculos respiratorios utilizados para cantar para hacer ajustes a la canción. Sin embargo, es la parte tutora del cerebro la que decide cuáles deberían ser estos cambios.

Al igual que en los humanos, cada región del cerebro tiene su propio estilo de aprendizaje. Los criterios que ayudan a una región a aprender mejor siguen un conjunto de reglas que facilitan la comunicación entre neuronas. Estas reglas son vitales para el aprendizaje, y las diferentes partes del cerebro tienen reglas diferentes. Si la región del tutor envía información a la región de un alumno basándose en un conjunto de criterios incorrecto, el rendimiento será pésimo. Sería como intentar enseñar en francés a una clase que solo entiende ruso.

En este circuito, sin embargo, no es sólo el alumno el que aprende. La señal de enseñanza debe equilibrar sus lecciones en múltiples niveles. A veces, es mejor corregir inmediatamente un sonido erróneo. Otras veces, una corrección más amplia de la canción como un todo es más útil. La parte del tutor del cerebro recibe retroalimentación sobre qué tan bien está enseñando y se adapta en consecuencia. En pocas palabras, mientras el tutor ayuda al estudiante a aprender a cantar, el tutor también aprende a ser un instructor más eficaz. Dadas las reglas que la región de los estudiantes necesita para tener éxito, la señal de enseñanza se adapta dentro de esas limitaciones para mejorar el canto del pinzón cebra.

Lo que funciona en el cerebro de un pinzón cebra también puede conducir al éxito en el aula humana. La retroalimentación constante sobre la efectividad de los esfuerzos de un instructor hacia un estudiante y la capacidad de hacer los ajustes correspondientes pueden conducir a una enseñanza más efectiva que cuando solo se evalúa el desempeño del estudiante y el método de enseñanza permanece estático.

Four of zebra finches perched in a tree.
Imagen: jim bendon / CC BY SA - Reconocimiento de Creative Commons + ShareAlike

Pinzones cebra adultos

Two zebra finches with one singing
Imagen: julie burgher / CC BY NC ND - Reconocimiento de Creative Commons + No comercial + Sin derivados

Pinzón cebra cantando

Última actualización 16 de septiembre de 2020