El intestino de los teleósteos marinos se osmorregula en parte debido al intercambio de Cl-/HCO3-.

Introducción

Todos los animales necesitan mantener un equilibrio de agua y sales en sus cuerpos para poder funcionar correctamente. Esto es especialmente cierto para los animales que viven en ambientes donde la concentración de sales en el ambiente es diferente de la concentración dentro del cuerpo del animal. Una forma en que los animales mantienen este equilibrio es mediante el intercambio de iones a través de sus membranas celulares. En el intestino de los peces teleósteos marinos, uno de los iones involucrados en este intercambio es el cloruro. El cloruro se intercambia por bicarbonato, que ayuda a regular el nivel de agua en el intestino.

Imagen: HL Todd / Dominio público - Sin restricciones

Dibujo de un pez sapo del golfo

La estrategia

El intestino de los peces teleósteos marinos se osmorregula en parte debido al intercambio de Cl-/HCO3-. Este intercambio ayuda a regular el nivel de agua en el intestino al intercambiar cloruro por bicarbonato.

Las posibilidades

La estrategia utilizada por el intestino de los peces teleósteos marinos para osmorregular podría aplicarse de varias maneras. Por ejemplo, podría usarse para ayudar a regular el nivel de agua en el intestino humano. Además, esta estrategia podría usarse para ayudar a regular el nivel

“A pesar de los primeros informes de altas concentraciones de HCO3 y CO3 en el fluido intestinal de los teleósteos marinos, el intercambio aniónico intestinal se pasó por alto en gran medida hasta hace poco. La secreción de HCO3 − se produce en el intestino de los teleósteos marinos a través del intercambio de Cl−/HCO3 − a través de la membrana apical y contribuye hasta en un 50–70 % a la absorción de Cl−/líquido. Está bien documentado que los peces marinos deben beber agua de mar para combatir la pérdida de agua por difusión en un entorno hiperosmótico. A medida que el agua de mar embebida pasa a través del intestino, la absorción de Na+ y Cl− se produce a través de los cotransportadores Na+:Cl− y Na+:K+:2Cl−, además del intercambio apical Cl−/HCO3−. El agua sigue esta absorción de sal, dejando atrás Mg2+ y SO4 − en concentraciones a menudo más de tres veces las del agua de mar. Por el contrario, el HCO3 − está presente en el intestino de los teleósteos marinos en valores de hasta 50 veces los niveles del agua de mar como resultado del intercambio apical de Cl−/HCO3 − dentro del intestino. La secreción de bicarbonato también puede jugar un papel en el calcio , inhibiendo la absorción intestinal de Ca2+ al precipitar CaCO3 que posteriormente se excreta. La precipitación de carbonato promueve simultáneamente la absorción de agua, lo que reduce la osmolalidad al eliminar Ca2+ y CO3 2− de la solución”. (Taylor et al. 2006: 523)

Última actualización 29 de agosto de 2018