El oso de agua sobrevive a condiciones ambientales extremas al entrar en un estado metabólico de suspensión reversible conocido como criptobiosis.

El tardígrado, también conocido como oso de agua, es un invertebrado microscópico que se encuentra en todo el mundo en ecosistemas que van desde agua dulce hasta terrestres. Los tardígrados a menudo habitan lugares que experimentan condiciones extremas, como desiertos, montañas altas y regiones polares, donde a muchas otras formas de vida les resulta imposible sobrevivir. Los osos de agua terrestres suelen estar activos solo cuando están rodeados por una pequeña película de agua. Entonces, ¿cómo es que esta pequeña criatura puede sobrevivir en condiciones extremas, incluso en lugares que carecen de un suministro constante de agua?

En condiciones de estrés, como sequedad o temperatura extremas, el oso de agua practica varias formas de criptobiosis, un estado en el que la actividad metabólica se ralentiza o se detiene. El más estudiado de ellos es la anhidrobiosis. El oso de agua entra en anhidrobiosis al contraer su cuerpo en algo llamado tun, por lo que pierde más del 95% de su agua libre y almacenada; esencialmente, se deshidrata a sí mismo. En este estado, el oso de agua crea diferentes proteínas y azúcares que ayudan a proteger sus células. Una vez que se sintetizan estos protectores celulares, el oso de agua reduce y, en ocasiones, suspende su metabolismo. Cuando las condiciones ambientales mejoran, el oso de agua activa su metabolismo una vez más, ayudado por la hidratación de la ingesta de agua.

 

Imagen: Emily Harrington / Copyright © - Todos los derechos reservados

Tardigrade está comenzando a deshidratarse con una solución de azúcar, trehalosa, espesando a medida que se pierde agua. Esto protege las células del tardígrado del daño hasta que mejoren las condiciones de humedad. 

Innovaciones relacionadas

Última actualización 18 de abril de 2017