Las secreciones de varios invertebrados marinos pueden adquirir cualidades adhesivas y cohesivas en parte a través de la fosforilación de ciertas proteínas.

" la fosforilación es un importante regulador de eventos tanto celulares como extracelulares. Recientemente, la fosforilación de proteínas también ha surgido como un proceso importante en los adhesivos biológicos. Durante la última década, Herbert Waite y su grupo han caracterizado varias polifosfoproteínas de las secreciones adhesivas de dos organismos marinos diferentes, mejillones y gusanos constructores de tubos. Esto sugiere la posibilidad de que las polifosfoproteínas puedan ser componentes importantes de varios bioadhesivos y, por lo tanto, pueden estar ampliamente distribuidas en todo el reino animal....Estos hallazgos elevan a tres el número de grupos de animales en los que los procesos adhesivos involucran polifosfoproteínas y plantean preguntas interesantes sobre la de estos adhesivos.

“En el ambiente marino, los mecanismos de unión desarrollados por los animales generalmente se basan en secreciones adhesivas sólidas o altamente viscosas, que contienen proteínas especializadas. Se observan convergencias funcionales entre los animales marinos, particularmente en cuanto al tipo de adhesión utilizada: permanente, temporal o instantánea. Aunque las proteínas adhesivas marinas de organismos no relacionados no presentan ninguna homología de secuencia, se han reconocido convergencias moleculares y se ha encontrado que algunos motivos adhesivos son compartidos por animales filogenéticamente diferentes. DOPA ha sido conocido durante mucho tiempo como uno de esos motivos. Ahora, otra modificada. , fosfoserina (pSer), está emergiendo como un motivo importante en los adhesivos biológicos. De hecho, nuestros hallazgos elevan a tres el número de adhesivos marinos que contienen polifosfoproteínas. La aparición de altos niveles de pSer en sistemas adhesivos de animales totalmente independientes, que además utilizan diferentes tipos de adhesión, plantea interrogantes sobre la evolución convergente de estos adhesivos”. (Flammang et al. 2009: 447, 462-3)

Última actualización 18 de agosto de 2016