Los dientes de los grandes simios les ayudan a sobrevivir en épocas de escasez de alimentos porque son diversos en tipo y características materiales, lo que permite el consumo de alimentos de reserva.

“Los dientes de algunos simios se forman principalmente para manejar los momentos más estresantes cuando la comida escasea, según una nueva investigación realizada en el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST). Los hallazgos implican que si la humanidad se toma en serio la protección de sus primos evolutivos cercanos, la comida que comen los simios durante estos períodos difíciles, y dónde la encuentran, debe incluirse en los esfuerzos de conservación...

“…[L]a selección natural en tres especies de simios ha favorecido a los individuos cuyos dientes pueden manejar más fácilmente los 'alimentos alternativos' que eligen cuando su comida preferida está menos disponible. Todos estos simios (gorilas, orangutanes y chimpancés) favorecen una dieta de frutas siempre que sea posible. Pero cuando la fruta desaparece de sus áreas de alimentación habituales, cada especie responde de una manera diferente y ha desarrollado dientes formados para reflejar las diferencias”. (Eurek Alert! 2009)

Última actualización 4 de septiembre de 2020