La lengua del gato atrae líquido hacia su boca aprovechando la inercia del fluido para vencer a la gravedad.

“Los animales han desarrollado una variedad de estrategias para beber dependiendo de las limitaciones fisiológicas y ambientales. Los vertebrados con mejillas incompletas usan la lengua para beber; el ejemplo más común es el lapeado de gatos y perros. Mostramos que el gato doméstico (Felis catus) vueltas por un mecanismo sutil basado en la adhesión del agua al lado dorsal de la lengua. Un análisis experimental y teórico combinado revela que Felis catus aprovecha la inercia de los fluidos para derrotar a la gravedad y llevar el líquido a la boca. Esta competencia entre la inercia y la gravedad establece la frecuencia de lapeado y produce una predicción de la dependencia de la frecuencia de la masa animal. Las mediciones de la frecuencia de lapeado en la familia Felidae respaldan esta predicción, lo que sugiere que el mecanismo de lapeado se conserva entre los felinos”. (Reis et al. 2010)

Mirar video

Última actualización 18 de agosto de 2016